El primer presupuesto de la era Obama prevé una gran redistribución de la riqueza

27 02 2009

20090226elpepuint_101

Información de El País:

“Unas veces te puedes permitir redecorar tu casa, otras sólo te puedes centrar en reconstruir sus cimientos”. Ésta es la imagen que ha utilizado el presidente de EE UU, Barack Obama, para explicar la situación de las maltrechas cuentas públicas durante la presentación de sus primeros presupuestos, realizada poco después de las 16.00 hora peninsular. Obama ha asegurado que habrá que tomar decisiones muy “duras” de ahora en adelante. Con el peor panorama económico desde la Gran Depresión, el primer presupuesto de la era Obama prevé un gasto total de 3,5 billones de dólares y una gran redistribución de la riqueza a través de una mayor carga fiscal que permita financiar otros servicios. Los pasos de la nueva Administración irán destinados a reconstruir, desde sectores como la sanidad y la energía.

Sanidad

El presidente de Estados Unidos utilizará los impuestos de los más ricos para financiar sus ambiciosas reformas, según la información del The New York Times. Estas inversiones son a corto plazo y se harán a través de una redistribución de la riqueza. Incrementará las tasas entre los más ricos con el objetivo de usar esa recaudación para sus planes.

Uno de esos grandes planes es la sanidad, máxima prioridad del Ejecutivo demócrata y de un gran coste. A partir de una nueva política fiscal, el Gobierno de Obama quiere incrementar los ingresos del Estado en unos 318.000 millones de dólares en los próximos 10 años, con lo que se financiará la mitad del fondo de reserva de 634.000 millones de dólares con el que quiere transformar el sistema sanitario.

Gasto militar

Los recortes son tan severos, que el Secretario de Defensa, Richard Gates, ha pedido a los oficiales del Estado Mayor que los hagan públicos. Lo que sí es seguro es que el sistema de defensa antimisiles será el primer perjudicado. Además, el vasto programa de modernización del Ejército sufrirá fuertes recortes. El Gobierno estadounidense espera que el coste de las guerras en Afganistán e Irak ascienda para este año hasta los 140.000 millones de dólares, frente a los 190.000 de 2007, según ha confirmado una fuente de la Administración a la agencia Reuters. Para el 2010, la Casa Blanca prevé tener una partida de 130.000 millones de dólares mientras que los costes anuales para los sucesivos años caerán hasta tan sólo los 50 millones de dólares. En 2011, Obama tiene previsto retirarse de Irak.

El Congreso ya ha dado el visto bueno a la mitad de ese dinero solicitado por la Administración Obama, pero será necesaria una partida “suplementaria” de unos 75.000 millones de dólares para alcanzar sus objetivos en Afganistán.

Energía

Las nuevas cargas fiscales sobre las empresas más contaminantes permitirán implantar un proyecto de desarrollo de energías renovables como reducir las emisiones de gases, especialmente las de dióxido de carbono. La iniciativa en este sector por parte de Obama tendrá además una consecuencia inmediata: todas las medidas del Ejecutivo para transformar la energía del país se legislarán a no muy tardar este año. El cambio climático entra dentro de la agenda del nuevo presidente y las energías verdes serán su base, tal y como ya ha anunciado en varias ocasiones.





Obama apunta su receta anticrisis: energía verde, educación y sanidad

25 02 2009

_mg_0474-hero

Información de El País:

En su primer esperado discurso esta madrugada (hora española) ante el Congreso desde que tomase posesión de su cargo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha apelado al optimismo para superar la peor crisis económica sufrida en décadas, y para ello habrá cuatro pilares fundamentales en los esfuerzos que hará su Gobierno para capear el temporal: estabilidad financiera, educación, independencia energética y la revisión del sistema sanitario.

El presidente ha mencionado las áreas de actuación urgente: la promoción del crecimiento económico, la creación de empleo, la estabilización del sistema financiero, la creación de una sociedad de energías renovables y la reforma del sistema sanitario para garantizar asistencia casi universal. En cambio, Obama ha preferido ahorrarse las referencias sobre hipotéticas futuras nacionalizaciones de bancos.

“Lo que necesitamos ahora es empujar juntos, enfrentarnos con audacia a los retos que se avecinan y tomar nuestra parte de responsabilidad en nuestro futuro”, ha declarado el mandatario antes de detallar su plan de actuación para resolver la crisis. Entre las iniciativas, se encuentra el plan de estímulo valorado en 787.000 millones de dólares (unos 615.000 millones de euros) y promulgado la semana pasada, que Obama lleva defendiendo desde las primeras semanas de su mandato. También esta noche el presidente estadounidense ha defendido su proyecto de profundas transformaciones políticas y económicas, que intentará hacerlas todas en cuatro años de mandato.





Recorte de impuestos

22 02 2009

El plan de recuperación económica empezará a dar sus primeros frutos en un par de semanas, anuncia la Casa Blanca en su blog. Anuncian la más amplia y rápida reducción de impuestos de la historia, que affectará al 95% de las familias trabajadoras, promesa de Obama en la campaña electoral.

“Estoy encantado de anunciar que esta misma mañana, (decía ayer Obama en su alocución semanal) el Departamento del Tesoro comenzó a dirigirse a los empresarios para reducir los impuestos retenidos de los cheques de pago, lo que significará que, a partir del primero de Abril, una familia típica contará con, al menos, 65$ más cada mes. Nunca antes en nuestra historia un recorte de impuestos había llegado tan rápido y afectando a tantos trabajadores”

Obama, en su discurso a la nación de esta semana, destacó también que gracias al plan de recuperación económica recién firmado, se reconstruirán carreteras y puentes, crecerá la industra de las energías renovables, los colegios entrarán en el siglo 21, se invertirá en sanidad, etc…





75.000 millones de ayuda a los hipotecados

19 02 2009

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha anunciado este miércoles un plan de 75.000 millones de dólares (59.537 millones de euros) para frenar los desahucios y embargos. El plan de ayuda al sector de la vivienda, más amplio de lo que se preveía en un primer momento, permitirá mantener sus casas a cuatro millones de propietarios, con la garantía de Fannie Mae Freddie Mac, según ha informado el presidente, y además hará posible que otros cinco millones refinanciacien sus hipotecas para aprovecharse de tipos más bajos.

Sacado de El País





Obama se gastará 1,15 billones en salvar a la banca y reactivar el crédito

11 02 2009

aleqm5gd6dn-hxkztvaj5uw9qpdo83otbqInformación de La Voz de Galicia:

A Barack Obama salvar a la banca de su país va a costarle mucho más de lo que estimaba en un principio. En concreto 1,5 billones de dólares (1,15 billones de euros). Por lo menos esa es la cantidad de dinero que incluye el nuevo plan de rescate financiero anunciado ayer por el Secretario del Tesoro, Timothy Geithner, en lo que supone el último esfuerzo de la nueva Administración por descongelar el mercado crediticio. Geithner, quien realizó el anuncio en una rueda de prensa, puntualizó, sin embargo, que este desembolso no va a costarles ni un centavo más a los contribuyentes, ya que el dinero saldrá de un fondo de inversión publico-privado, así como de los 350.000 millones de dólares que quedan por gastar del plan de rescate de Bush. Sin embargo, al contrario que el programa diseñado por el anterior Gobierno, el recién bautizado Plan de Estabilidad Financiera, incluye tres líneas de acción definidas con las que atacar el problema. Limpieza de activos tóxicos. La primera acción del paquete estaría destinada a limpiar los millones de dólares en activos tóxicos que están en poder de los bancos y que el nuevo plan pondrá a disposición de inversores privados a muy bajo coste. Un programa para el que el nuevo Secretario del Tesoro contará con un máximo de 500.000 millones de dólares (385.000 millones de euros), si bien la cifra definitiva debe ser todavía confirmada en el plazo de una semana. El objetivo es lograr que las entidades del país vuelvan a dar créditos tras liberarse de la carga financiera de riesgo que acumulan en sus balances.

La segunda acción importante pretende descongelar el mercado crediticio, que en estos momentos se encuentra estacando en los niveles más bajos desde la Segunda Guerra Mundial. Es por eso que Geithner propone invertir al menos un billón de dólares (769.000 millones de dólares) en esta empresa, dinero que saldría en su mayor parte de un fondo especial de la Reserva Federal. Lo que el nuevo paquete prevé es emplear solo 100.000 millones de dólares del antiguo plan de la Administración Bush, dinero que unido al llamado programa de Respaldos activos con facilidad de préstamos de valores de la Reserva ayudaría a redondear la cifra total.

En lo que supone, sin duda, la cláusula más polémica, Geithner anunció también su intención de inyectar efectivo directamente en las instituciones financieras. Todavía no hay presupuesto asignado para esta última medida. Antes de decidir cuánto se va a gastar el Gobierno, el Tesoro y la Reserva Federal llevarán a cabo una investigación que ayude a determinar cuáles son las cuentas reales de las entidades. «Uno de los principales problemas en estos momentos es que nadie parece saber cómo están los libros de todos estos bancos», reconocía en su propia rueda de prensa el presidente, Barack Obama, tras asegurar que muchos de estos ejecutivos deberán también apretarse el cinturón si quieren acceder a la ayuda federal. Embargos. Por último, el plan planea invertir por lo menos 50.000 millones de dólares a fondos de rescate destinados a intentar detener las ejecuciones hipotecarias. Entre las medidas propuestas está la refinanciación de 30 a 40 años de muchas de estas hipotecas, así como la posibilidad de rebajar el tipo de interés al 3% a quienes no se demoren en los pagos.





No me mandásteis a Washington para no hacer nada

10 02 2009

“No hay plan perfecto. No puedo asegurar ni siquiera con un 1% de certeza que todo en este plan funcionará exactamente como esperamos, pero no hacer nada no es una opción. No me mandásteis a Washington para no hacer nada”

Barack Obama, sobre su plan de recuperación económica





Michelle Obama: “Las energías renovables no sólo nos ayudarán a salvar el planeta, también fortalecerán la economía”

10 02 2009

p020909jb-0061_shawlgiftMrs Obama visitó ayer el Departamento de Interior, donde habló sobre la importancia de proteger los recursos naturales y transladarnos a energías limpias y renovables.

Esto no es sólo vital para salvar el planeta y combatir el cambio climático, también lo es para fortalecer la economía y el bienestar de las familias, dijo Michelle. “En una época en la que tantos americanos están en paro, las nuevas energías y las políticas medioambientales van a ayudarnos a crear miles de empleos”.

También anunció que el Presidente Obama pronto nombrará a un nuevo asesor de alto nivel que sirva de enlace entre los nativos americanos y el gobierno federal “, en cuestiones como la soberanía, la atención de la salud, la educación, para asegurar el bienestar de los nativos americanos y la prosperidad de las familias de las tribus en todo el país “.
Ampliación: No es casual  que Michelle Obama nombre a las tribus de EEUU en el mismo acto en el que habla sobre Medio Ambiente. Los nativos norteamericanos son actualmente reconocidos por los sectores progresistas como los primeros ecologistas